martes, 8 de marzo de 2011

Belper Knolle, Una nueva joya dentro de los quesos Suizos

El nombre viene del pequeño pueblo campesino llamado Belp, que se encuentra en la entrada del valle del Guerbe, a unos 10 kilómetros de la ciudad de Berna.  El clima y su ubicación geográfica hace a Belp uno de los mejores productores lácteos de Suiza. 
Belper Knolle, un queso único y elegante que simula una trufa blanca el cual ganó el premio como la innovación europea agrícola del 2007.  El Belper Knolle es un queso base de leche pasteurizada  de vaca. La elaboración del queso es muy similar a la fabricación de los quesos maduros suizos. La única diferencia es que se forman en bolas de 80 a 90 gramos simulando una trufa, dejando madurar  de forma tradicional hasta que se convierte en un queso duro (aprox. 9 semanas).  Durante el proceso el queso se cubre  se cubre el queso con ajo en polvo, sal y pimienta negra del Himalaya. 
 El queso representa en su envoltura regional y listón mencionado en el producto.  En su primera etapa de madurez el sabor es suave, cremoso, con sabor ligeramente ácido y toque a hierbas.   En este punto de maduración el queso es ideal para laminarlo como si fuera una trufa blanca, para refinar o decorar platillos.  En su etapa final de maduración (pasando las 15 semanas) el sabor del queso se vuelve más fuerte con una consistencia muy  firme y sólo se podrá rallar.  En Florida, E.U.A. ya hay una tienda especializada el cual se vende en una lata de matera especialmente diseñado para prolongar el tiempo de vida del queso y con unas cuchillas para el  laminado perfecto.












Chef Marc G. Senn Brasser
Director de Cocinas de Aprendizaje y Educación Continua

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada