miércoles, 30 de marzo de 2011

Ponle fitoquímicos a tus platillos y contribuye a mejorar la salud y prevenir enfermedades

En los últimos años en nuestro país se ha incrementado de forma importante la prevalencia de enfermedades crónico-degenerativas como la obesidad, diabetes mellitus, enfermedades cradiovasculares y el cáncer. Diversos organismos internacionales recomiendan para la prevención y tratamiento de estas enfermedades el consumo de frutas, verduras, granos enteros y semillas, pues además de aportar vitaminas, minerales y fibra dietética, contienen fitoquímicos. 

 Los fitoquímicos son literalmente “plantas químicas” (phyto significa planta en griego) e incluyen una gran variedad de componentes que generalmente desempeñan funciones en las plantas que los contienen, como proveerlas de color, olor, sabor y protección. Aunque éstos no son esenciales en la dieta, diversas investigaciones han mostrado que una vez que se ingieren tienen la capacidad de afectar ciertos procesos químicos en el cuerpo humano, actuando como agentes quimiopreventivos que promueven la salud e incluso pueden contribuir a la prevención y tratamiento de enfermedades:

  • Estimulando el sistema inmunológico.
  • Bloqueando el potencial de sustancias cancerígenas provenientes del alimentos, bebidas y del ambiente.
  • Reducen los procesos inflamatorios, los cuales favorecen el cáncer.
  • Previenen el daño del DNA.
  • Reducen los procesos oxidativos  que se incrementan con la edad y la contaminación.
  • Disminuyendo el crecimiento de células cancerigenas
  • Desencadenando la muerte (apoptosis) o daño de aquellas células que podrían ser precursoras de cáncer.
  • Ayudando a regular hormonas (estrógenos e insulina) que pueden incrementar el riesgo de ciertos tipos de cáncer.

A continuación se mencionan los fitiquímicos que han demostrado tener algún efecto en la salud y los alimentos que los contienen.

FITOQUÍMICOS
ALIMENTOS
POSIBLE BENEFICIO
Carotenoides
Frutas y vegetales rojos, anaranjados y verdes (brócoli, zanahorias, jitomates cocidos, verduras de hojas verdes, camote, chabacanos, melón, naranjas y sandia).
Pueden inhibir el crecimiento de células cancerígenas, funciona como antioxidante y mejora la respuesta inmunológica.
Flavonoides
Manzanas, frutas cítricas, ajos, café y té así como frijoles de soya y los productos de soya (tofu, leche de soy entre otros).
Pueden inhibir la inflamación y el crecimiento de tumores; mejorando la inmunidad e induciendo la producción de enzimas de detoxificación.
Isotiocinatos, Indoles y Glucosinolatos
Verduras crucíferas (brócoli, coliflor, col, col morada, colecitas de bruselas y berro)
Pueden inducir la detoxificación de la carcinogénesis, limitando la producción de hormonas relacionadas con el cáncer, bloqueando la carcinogénesis y previniendo el crecimiento de tumores.
Inositol
Salvado de maíz, avena, arroz, centeno y trigo, semillas, frijoles de soya y productos de soya (tofu, leche de soya entre otros)
Puede retardar el crecimiento celular y funcionar como un antioxidante
Isoflavonas
Frijoles de soya y productos de soya (tofu, leche de soya)
Pueden inhibir el crecimiento de tumores, limitar la producción de hormonas relacionadas con el cáncer y generalmente actúan como antioxidantes.
Polifenoles
Té verde, uvas, vino, frutas del bosque (fresas, frambuesas, zarzamoras), frutas cítricas, manzanas, granos enteros y cacahuates)
Pueden prevenir la formación de cáncer, previenen inflamación y actúan como antioxidantes.
Terpenos
Cerezas, frutas cítricas  romero
Puede evitar que las células se vuelvan cancerosas, disminuye el crecimiento de las células cancerosas, fortalece la función inmunológica, limita la producción de hormonas relacionadas con el cáncer, ataca los virus y funciona como antioxidante.

 Aunque existen suplementos alimenticios en el mercado que los contienen, se ha demostrado que algunos fitoquímicos son menos absorbibles y efectivos cuando se consumen en cápsulas que cuando se consumen a través de los alimentos en conjunto con otros fotoquímicos, además es más probable que ocurra una sobredosis cuando se consumen en forma de suplementos, lo cual en vez de ofrecer un efecto protector para enfermedades como el cáncer, puede actuar como un promotor del mismo.

De esta forma, el mayor beneficio que se puede tener en la salud y prevención de enfermedades con el consumo de fitoquímicos es por medio del consumo de una dieta que incluya una gran variedad de frutas y verduras lo cual se puede lograr si en cada uno de los tiempos de comida se incluyen las frutas, verduras, semillas y granos que los contienen. Además por sus propias características aportan sabor, color y olor a los platillos y si a esto se le suma la gran variedad de preparaciones en las que se pueden utilizar (cremas, ensaladas, panes, postres, etc.), enriquecen en todos los sentidos nuestra alimentación mientras nos protegen de muchas enfermedades.

BIBLIOGRAFIA

1.    Food, Nutrition and the prevention of cancer: A global perspective  World Cancer Research Foundation y el American Institute for Cancer Research 2007.
2.    Bonafine O, Cañizares A, Laverde D. Importancia de los fitoquímicos en la alimentación. INAI Divulga 2006; 7: 9-12.
3.    Godínez E. Casanueva E. De coles e indoles Crucíferas. Cuadernos de Nutrición 2008; 31:135-146.
4.    Uauy R and Solomons N. Diet, Nutrition, and Life-Course Approach to Cancer. Prevention. International Conference on Diet, Nutrition, and Cancer. J. Nutr. 2005; 135: 2934S-2945S
5.    Rungapamestry V, Duncan AJ, Fuller Z, Ratcliffe B. Effect of cooking brassica vegetables on the subsequent hydrolysis and metabolic fate of glucosinolates. ProcNutr Soc. 2007; 66(1): 69-81.











Maestra en Ciencias Estela Ytelina Godínez Martínez NC
Profesora del área de ciencias Campus Lomas Verdes

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada