martes, 17 de abril de 2012

Cocina Australiana

La cocina Australiana ha sabido hacer suyas otras culturas culinarias y toma lo mejor de cada una de ellas. Una fusión que merece la pena probar.

Muchos emigrantes llegaron a la tierra de los canguros para encontrar ahí su suerte. Australia acogió el amplio equipaje gastronómico con el que cada uno de ellos viajaba, y desde entonces en su despensa no existen límites geográficos. En ella, puedes hallar desde exóticos toques asiáticos hasta la saludable influencia mediterránea.

En especial, cuatro países son los artífices de este reciente nacimiento culinario: Italia, Líbano, China y Grecia. De Italia ha heredado la costumbre de consumir gran cantidad de pan, verduras y el numeroso plantel de recetas elaboradas con pasta que proporciona al mismo tiempo fibra, energía y poca grasa. Las pastas más consumidas en Australia, son las acompañadas con salsa Boloñesa, Napolitana o Marinera. El ajo es muy recurrido a la hora de cocinar pescados y mariscos, el delicioso queso parmesano o las frutas de temporada también dejan constancia de que los italianos fueron a poblar estas tierras.

La aportación del Líbano no podía ser otra que sus exóticas recetas, además de la abundancia de verduras como el calabacín, espinacas o el apetecible pan libanés que se toma con cremas de garbanzos, muy recomendable también para aquellos que quieren tener controlado la tasa del colesterol. Sin olvidarnos, del toque dulce que proporcionan sus deliciosos pastelitos de miel.

La salsa de soja llena de sabor la cocina australiana, sus sopas son una nutritiva entrada, el arroz es un gran protagonista de numerosas recetas, acompañado con gambas, guisantes... y como no el té, estos ingredientes orientales constituyen el legado culinario con el que ha contribuido la cultura china.

La cocina griega adereza a la australiana con ese toque personal, con el que impregna a sus carnes, en especial al cordero que es una de las más populares, emplean numerosas hierbas, tomates, y en sus aperitivos nunca faltan las aceitunas, los taquitos de queso, los rabanillos, o sus rollitos de elaborados con las hojas de vid rellenos de carne y arroz, queso y espinacas, o el saludable aceite de oliva que riega sus sugerentes platos.

Además, en Australia la naturaleza es muy generosa y ofrece exuberantes tipos de frutas como el melocotón salvaje, la banana gigante, etc. Y no podíamos dejar de mencionar su estupendo y mundialmente conocido vino, en calidad-precio es de lo mejor que se puede encontrar en el panorama vinícola.












Ma. Fernanda Venegas
Chef de Cocinas de Aprendizaje

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada