miércoles, 6 de octubre de 2010

Servicio de Etiqueta o de Lujo

Han existido varios mitos en el mundo de ¿Cómo se debe comer?, ¿Qué se debe comer?, ¿Por qué no se debe comer de alguna forma en específica?, ¿Cómo se deben colocar los cubiertos Cuándo se termina de comer?, ciertos temas que no se deben tocar en una comida, etc.; sin embargo muchas de estas “reglas” o “teorías”, no son precisas, o peor aún, sólo afectan un buen servicio o incomodan a los comensales.

Lo que es un hecho, es que el servicio de etiqueta o de lujo tiene características muy marcadas como son la atención personalizada, la calidad en los productos, la atención especial en cada detalle, la eficacia y la eficiencia entre otras cosas. Es importante resaltar, que la persona que ofrece este servicio debe ser empático, además de inteligente, ya que así podrá adelantarse a cualquier necesidad que se pueda presentar por parte del cliente o en la mesa, sin que éste lo note, evitando la molesta “levantada de mano” que nos obliga a presentarnos más de una vez.

También hay que tener presente que cada país tiene una cultura diferente, por lo cual, habrá que adaptarnos a las costumbres de cada cultura; por ejemplo, en Eretria (África) se acostumbra a comer con las manos, con su tradicional “injera”, que es como una crepa gigante y se come como acompañamiento de casi todos los platillos (como la tortilla en México), y en muchos otros países como Inglaterra es una falta de educación comer con las manos.

Cada país, región o cultura tiene sus propias reglas para un servicio y/o un comportamiento de lujo o de etiqueta, es por ello que en muchos casos estas “reglas” o “protocolos” no aplican en todos los aspectos.

Para determinar las reglas de un servicio de etiqueta o de lujo en la mesa, es necesario conocer varios aspectos, como son: nivel sociocultural, nivel educativo, costumbres, tradiciones, evento a realizar y tipo de servicio.
  • Nivel sociocultural. En lo posible deberá ser similar, así como tener o comprender la cultura de los demás invitados, para que todos se sientan en un ambiente agradable sin que alguien se incomode por temas de charla o relación entre ellos mismos.
  • Nivel educativo. Para que todos tengan participación en los temas tratados y nadie se sienta fuera de lugar; esto en la posibilidad que esté a nuestro alcance.
  • Costumbres. Es cuando obramos o procedemos de cierta manera por tradición. La mayor parte de los actos por costumbre es porque los aprendimos desde que nacimos para hacerlos parte de nuestra vida diaria, por ejemplo, dar gracias a Dios por los alimentos en la mesa tomados de las manos, no levantarse de la mesa hasta que todos terminen, u otra actitud o actividad que hacemos automáticamente sin pesar realmente.
  • Tradiciones. Para algunas personas, pueden resultar un poco ofensivas las tradiciones de otras, como romper el vaso o plato en la cultura griega (símbolo de satisfacción), o eructar después de haber terminado de comer como símbolo de satisfacción, por otro lado, para esta cultura el no hacerlo resultaría un poco ofensivo, símbolo de insatisfacción.
  • Evento a realizar. Es importante saber a qué tipo de evento nos dirigimos, ya que nuestra actitud y buen servicio varía en función de todo lo anterior, y saber que no es lo mismo un bautizo en un jardín, o una fiesta de terminación de primaria, que una cena con los presidentes de todo el mundo en la casa del jeque de Arabia Saudita. También los uniformes juegan un papel importante en un servicio de calidad así como el equipo de trabajo a utilizar como mantelería, vajilla, cubertería, cristalería y demás elementos que conforman el servicio.
  • Tipo de servicio. Ya sea americano, francés, ruso o inglés, siempre debemos de contar con todo el equipo necesario para poder ofrecer un evento de calidad.
En fin, estos son sólo unos cuantos aspectos a tomarse en cuenta para un servicio de etiqueta o lujo, pero también mucho dependerá del criterio y del manejo de situaciones que se puedan presentar durante el evento.

Lic. Alberto Olivares Castellanos
Gerente de Servicio del Restaurante de Alta Escuela Monte Cervino



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada